5/3/09

De quién es la culpa (2)

Además, si le doy la culpa de mis problemas, mis sensaciones desagradables, a la otra persona o a la situación, genero enseguida desaprobación hacia ella y después enfado. Con enfado, las sensaciones desagradables, mis problemas, aumentan inmediatamente y a veces dramáticamente, y la situación empeora y se hace más oscura, literalmente. Es mucho mejor y más correcto darle la culpa de todo a la mente tonta de estimación propia que cree instintivamente, y equivocadamente, que lo más importante del mundo soy yo y mis deseos.

6 comentarios:

Lúcia Brito dijo...

Olá!
Tudo bem?
Saudade de você.
:)

jfm dijo...

¡Qué bien! Gracias. Igual que yo. Esta vez sí que podemos dar la culpa al océano Atlántico.

Lúcia Brito dijo...

Mas então por que sumiu???
Certo que o oceano nos separa, mas a internet, o karma e o budismo nos aproximam.
Espero cruzar esse oceano qualquer dia.
:)

jfm dijo...

Ya sé que para tí un océano no es mucho. Un buen motivo para cruzarlo sería para recibir la iniciación de Heruka y Vajrayogini en Agosto, en Inglaterra en el Summer Festival, y vernos allí.

Lúcia Brito dijo...

Olá!
Um oceano é muito, é demais. E não entendo por que tanta gente legal que aparece em minha vida tem que estar a quilômetros de distância... Não gosto disso. Mas enfim... ainda bem que aparecem pessoas legais. :)
Oh, não poderei viajar tão cedo. Este será um ano para trabalhar muito e gastar o mínimo possível.
Beijossss

jfm dijo...

Si no puede ser tan pronto, quizá será más adelante. Al menos estamos en el mismo planeta -- con lo que las posibilidades de reunión son muchísimas, comparativamente.