25/12/09

Desarrollar humildad

Antes he decidido que, si tengo sabiduría, he de aprender a considerar a los demás supremamente importantes, y a mí, menos importante. Pero, ¿cómo hacerlo? Pensando así:

Ya que la única persona de la que sé seguro que no es un Buddha soy yo mismo, puedo considerar a todos los demás seres como más importantes y preciosos que yo, y superiores a mí, porque todos pueden ser una emanación de Buddha. Si esto me parece poco probable es sólo porque estoy tan acostumbrado a verles como ordinarios.

Lo que aparece a la mente es un reflejo de la mente misma. Mientras tenga una mente ordinaria, perturbada, veré un mundo ordinario lleno de seres ordinarios y perturbados. Cuando tenga una mente pura, podré ver a seres puros, como los Buddhas, directamente. Mientras tanto, puede ser que todos los seres que hay a mi alrededor sean una emanación de Buddha. ¡Puede ser que todo sea una emanación de Buddha!

Este pensamiento es un poco difícil de sostener, por dos razones: una, porque nadie en este mundo tiene ningún interés en desarrollar humildad (desde el punto de vista de la apariencia ordinaria); y dos, porque lo de las emanaciones de Buddha es, en sí mismo, difícil de entender y aceptar. Pero creo que cuanto mayor sea mi sabiduría del Dharma en general, más evidente será para mí la necesidad de desarrollar humildad, y que cuanto mejor sea mi comprensión de la vacuidad, la naturaleza última de la realidad, más aceptable será para mí la existencia de personas y objetos inanimados, como medicinas y demás, que son emanaciones de Buddha.

4 comentarios:

aQuieSToyYo dijo...

Estoy muy lejos de poder experimentar o entender las enseñanzas de Buddha, sin embargo, como maestra, soy consciente de que todos y todas mis alumnos y alumnas son, en potencia, premios Nobel de algo. Trato de verlos así y ser consciente de que yo jamás seré una premio Nobel. Por lo demás todavía no conozco más ser ordinario que a mí misma, y eso es sólo porque llevo casi 50 años conociéndome. Perturbados y perturbadas sí que encuentro, en el sentido que tu indicas y en el otro.

Mis mejores deseos para tí y el resto del mundo, el que te rodea y el que no.

Antigonum Cajan dijo...

El pensamiento critico no me abandona
es como una sombra aun en la noche.
Pero no el academico, u occidental en ese maratonico oceano de lexico que parece envolver a tanta gente.
Mi critica es hacia la indiferencia,
garrafal desconeccion con la naturaleza que aun los ambientalistas
de ordenador padecen.
Aun en ciertos segmentos yoguisticos
que practican todo su enramadao
teorico/practico pero sin sembrar,
propagar, compenetrarse en la flora/fauna.
Claro si uno viviese en una gran
ciudad rodeado de concreto y asfalto
la cosa seria otra pero en fin...
Es agradable su blog...Trae recuerdos
del futuro...Cuando leia a Lao Tzu,
y toda esa onda, tan dificil de obliterar el ego...Ser humilde,
mi virtud favorita, a la que nunca
llego por mas que lo intento....

Jaume (Lleida) dijo...

¡Hola, eMi! ¡Debería haber dicho que casi nadie en este mundo tiene interés en desarrollar humildad! Y seres 'ordinarios' es en el sentido técnico de seres 'que no han realizado la vacuidad directamente' o que en general parecen no tener realizaciones -ni aspiraciones- espirituales. La mayoría de las personas que veo aparecen así, pero la única persona de la que sé seguro que es efectivamente así, ¡soy yo!

Jaume (Lleida) dijo...

Hola, Antigonum. Ya me gustaría a mí vivir en un entorno en que pudiera sentirme más sintonizado con los ritmos naturales de la vida. Imagino por lo que dices que me has encontrado a través de la etiqueta 'pensamiento crítico' de mi perfil. Una gran página sobre pensamiento crítico que te recomiendo, si no la conoces, es

http://www.virtualsalt.com/think/

Gracias por la visita, y hasta pronto.