9/6/11

Generar ecuanimidad (2)

Aunque todas las cosas --incluyendo personas atractivas, no atractivas e indiferentes-- aparecen directamente a mis sentidos como siendo inherentemente, o verdaderamente existentes, en realidad las personas atractivas y no atractivas y todas las cosas son vacías de existencia verdadera. Cuando se las examina de acuerdo con el Dharma, todas las cosas --incluyendo personas atractivas y no atractivas y el universo entero-- son meras apariencias a la mente; como cosas vistas en un sueño.

Como personas atractivas y repulsivas vistas en un sueño, las personas atractivas y demás que encuentro en mi vida son meras apariencias a la mente sin existencia separada de la mente; meras proyecciones de la mente que no existen fuera de la mente; meras manifestaciones o aspectos de mi mente que dependen totalmente de la mente para su existencia.

Nota bene: Estos pensamientos en particular y en general todo lo que en el blog está escrito en cursiva, pienso que debería leerse, no como declaraciones que uno hace al mundo, sino como líneas de pensamiento que uno trata de interiorizar, sólo para sí.

3 comentarios:

eMi dijo...

¿Cómo puedes tener eso tan claro? ¿O lo repites hasta la saciedad porque no está tan claro? Es que yo tengo el convencimiento de que tú -y también yo- existimos fuera de mi mente.

Jaume (Lleida) dijo...

Hola, eMi. He preparado una contestación extensa para la página principal. A ver si te satisface.

Jaume (Lleida) dijo...

Me gustaría añadir a mi respuesta que en general todo lo que en el blog está escrito en cursiva, pienso que debería leerse, no como declaraciones que uno hace al mundo, sino como líneas de pensamiento que uno trata de interiorizar, sólo para sí. Si no, claro, a veces se trata de afirmaciones muy radicales (si se ven como declaraciones) que podrían incomodar a un lector casual.