24/9/13

Cómo cambiar el mundo en tres sencillos pasos - Segundo paso: Cómo cambiarse uno a sí mismo

Hemos visto que si las personas que habitan este mundo fuesen diferentes, debido a que sus acciones serían diferentes, este mundo sería diferente. Por tanto, para que este mundo cambie y sea mejor, han de cambiar primero las personas, hacerse mejores. Pero la única persona a la que podemos cambiar es a nosotros mismos -- cada uno a sí mismo. ¿Cómo cambiarnos nosotros a nosotros mismos? A través de cambiar nuestra mente. La manera de cambiarnos, es cambiar nuestra mente. Cuando nuestra mente cambia, nuestras acciones cambian. Y cuando nuestras acciones han cambiado y son diferentes, nosotros nos hemos convertido, incluso para los demás, en una persona diferente. Si por ejemplo nuestro estado mental general es mejor, nos hemos convertido en una persona mejor: vivimos internamente en un mundo mejor, y externamente hemos mejorado el mundo, un poco. Recordemos de antes:

La manera de cambiarnos a nosotros es cambiar nuestra mente y, en particular, nuestra manera de ver las cosas, o visión, y nuestra intención. Cambiando nuestra visión de las cosas, de forma natural nuestra intención cambia. Cambiando nuestra intención, que es una acción mental, de forma natural nuestras acciones físicas y verbales cambian. Cambiando las acciones, el mundo cambia.

3 comentarios:

Pepe dijo...

Hola, Jaume.
Qué difícil es esto de la meditación en la vacuidad.
Un saludo.

Jaume Fusté dijo...

Hola, Pepe, ¡Lo mismo pienso yo!

Jaume Fusté dijo...

Hola, otra vez, Pepe. Me pregunto si meditas en la vacuidad dentro del contexto del Lamrim, es decir, dentro del contexto de Refugio, renunciación y bodhichitta, y meditas por lo tanto también en estos puntos, o si meditas sólamente en la vacuidad. Porque aunque para mí es difícil de todas maneras, se dice que meditando sólo en la vacuidad, fuera del contexto de las etapas del camino, es casi imposible obtener buenos resultados.