28/5/10

Realidad de nuestro mundo

-¿La realidad es lo que sale en el periódico, revistas y tv?
-Sí.
- ¿Por qué?
-Porque sale en el periódico, revistas y tv, por esta razón.
-¿Y lo que no sale, no es la realidad?
-No.
-¿Por qué?
-Porque no sale, por esta razón.

Así es como pensamos, por absurdo que parezca, y ésta es nuestra limitada visión del mundo, nuestra pobre weltanschauung, y también nuestra religión --aunque pensemos que somos agnósticos-- porque al final esto es lo que creemos y lo que seguimos al pie de la letra (que lo que sale en las noticias es la realidad, y que si no sale, no lo es). Nos gusta suponer que nuestra particular concepción del mundo viene de nuestro propio pensamiento independiente, pero si lo analizamos sinceramente, puede ser que tengamos que admitir que no es así.

A través de interesarme en pensamiento crítico (ver Truths of the Information Age e Introduction to Critical Thinking) y aprendiendo a identificar falacias lógicas o errores de razonamiento, entenderé que la realidad no es lo que sale en los medios de comunicación, simplemente. Cuando haya entendido esto, entenderé que puedo permitirme perfectamente no dar excesiva atención a las 'noticias del mundo' sin perderme nada de la realidad, y menos aún de la verdad, de nuestro mundo.

4 comentarios:

Carolina Ibac dijo...

Hace tiempo que no me informo a través de los medios de comunicación. Ahora me dedico a observar las personas, mi entorno y día a día aprendo que los valores se están perdiendo porque no tenemos tiempo de mantenerlos vivos

Jaume (Lleida) dijo...

Un día me gustaría hacer lo mismo, más radicalmente, es decir, sin periódicos, tv, y sobre todo sin internet. Pero sólo temporalmente, en períodos programados de 'retiro'. A ver si podrá ser...

Es verdad que no tenemos tiempo, pero no sé por qué. Porque, total, para ir a donde vamos, ¡no hace falta correr tanto! ¿no?

Carolina Ibac dijo...

Exacto, Jaume... ¿A dónde vamos?
http://somniturquesa.com/revolucio/on-vas/

Jaume (Lleida) dijo...

Muy buen poema. Ya el solo primer verso, de solo tres palabras, es definitivo.