7/10/09

Caer en lo inferior (7)

He estado intentando familiarizarme con la práctica de la aceptación paciente, utilizando dos líneas principales de pensamiento. Una línea es considerando la ley del karma, y la otra es a través de reconocer la naturaleza del samsara. Lo que escribo aquí es todo muy simplificado, apto para poder ser recordado en medio del movimiento de la vida diaria. La explicación extensa y cualificada de esta práctica está en Transforma tu Vida, en el apéndice titulado Cómo Resolver el Problema del Enfado. La primera de las dos líneas de pensamiento que he utilizado es, en síntesis:

Necesito aceptar esta situación, adversidad o sufrimiento, con paciencia, con un mente feliz -- porque es mi responsabilidad. Si yo mismo he creado la causa, ¿quién ha de experimentar el resultado, sino yo?

Y la segunda línea de pensamiento que he utilizado es, en síntesis:

Necesito aceptar esta situación, adversidad o sufrimiento, con paciencia, con un mente feliz -- porque es la vida contaminada, el samsara. Mientras tenga la causa en mi mente, la ignorancia del aferramiento propio, he de saber que tendré el efecto de la vida contaminada y el sufrimiento.

3 comentarios:

aQuieSToyYo dijo...

Tolerancia cero con el enfado es mi propósito. Hasta que algo, de verdad, me enfada. Y ahí me quedo, hasta que se me pasa. No quiero saber más. Ese es uno de los defectos que tengo.

Gracias por ayudar.

Jaume (Lleida) dijo...

Yo también me enfado, ¿eh?. Querer entrenarme en paciencia no es tener paciencia. Es sólo el camino. Es como querer ir a la China, que no es lo mismo que estar en la China.

Pero determinar la dirección correcta a la China y dar un paso en esa dirección, nos ha acercado a la China. ¿Sí o no?

aQuieSToyYo dijo...

Efectivamente. En realidad, el mero hecho de soñar con ello es el primer paso para llegar.

Gracias, Jaume.