9/1/11

Pequeño registro de pequeños buenos propósitos

He visto que si se tiene una buena intención, es decir, si se quiere hacer algo que se considera benéfico, como por ejemplo un programa de postraciones, es muy útil dejarlo explícitamente escrito en algún sitio antes de empezar, y dejar también constancia después de si se ha podido cumplir o no. Hacer esto facilita el cumplimiento de lo que uno se había propuesto. Debe ser que mientras que las intenciones son partes de la mente y, por tanto, invisibles, la escritura ya es una plasmación en el mundo de la forma y como un comienzo de su expresión o cristalización en el mundo físico. Abro uno de estos pequeños registros de pequeños buenos propósitos en http://usuaris.tinet.org/jfuste/ProgramasIncidentales.htm.

Normalmente cuando pensamos en esfuerzo pensamos en la energía que se pone en una acción. Pero según la filosofía Budista el esfuerzo no es la acción misma sino el factor mental que induce y acompaña a la acción. El esfuerzo es por tanto una mente, y es esfuerzo únicamente en el caso de las acciones virtuosas, esto es, de las acciones que son causas de felicidad. Dice: 'el esfuerzo funciona para hacer a nuestra mente sentirse feliz de aplicarse en acciones virtuosas -- complaciéndose en acciones como dar, ayudar a otros, hacer ofrendas, recitar oraciones, y leer libros de Dharma. Las mentes que se esfuerzan en objetivos ordinarios como logros en los negocios, y las mentes que se complacen en no virtud, no son esfuerzo'. (cf. UTM)

4 comentarios:

eMi dijo...

Precisamente acabo de empezar a leer ese libro. Intentaré seguir tu ritmo, pero sólo lo intentaré porque estoy leyendo otras cosas y mi tiempo comenzará a ser muy limitado a partir de mañana mismo.

Además, justamente hace un rato, había pensando en buscar en Internet una tabla de progresos similar a las que he regalado a algunos de mis sobrino-nietos. Si no la encuentro, haré como tú, me fabricaré una ad hoc.

Buena tarde, Jaume.

Jaume (Lleida) dijo...

Hola, eMi. ¿No estaría bien programarnos algo como lectura, estudio o meditación, para hacer en sincronía -- sólo para probar? No haría falta que fuera una gran cosa, aunque fuera p. ej. leer once páginas en tres días, o treinta y tres en nueve, etc. Si es que te interesa, ya sea ahora o más adelante, dime algo y podemos formalizar.

Este de los 'cuadernos de progreso' es un gran concepto. No sabía que existía. De haberlos conocido pienso que me habrían sido muy útiles (¡no habría tenido que inventarlos yo!. Si encuentras algunos de ejemplo en internet, me los enseñas, por favor, a ver si puedo sacar alguna idea, o adoptarlos directamente.

Un abrazo.

eMi dijo...

Eso estaría estupendo. El único problema que le veo es que, como tú irás mucho más avanzado, yo te retrasaría.

Lo de las tablas de progresos es estupendo. Yo se las elaboraba a mi hija cuando era pequeña. Ahora las venden con imanes. Preciosas y muy útiles. En internet no encontré nada. Parece que tu sistema es bueno o, como alternativa, crear la tabla con "Excel".

Jaume (Lleida) dijo...

Yo mantengo la oferta, por si se dan mejores condiciones en el futuro.